Los sudarios no tienen bolsillos

Los sudarios no tienen bolsillos

· · ·
«Los sudarios no tiene bolsillos» es una novela maldita. Escrita entre 1935 y 1936, al proponerse para su publicación fue rechazada por varias editoriales norteamericanas. En 1937 la aceptó finalmente una editorial inglesa, Baker, pero no sin realizar cortes en el original. Once años más tarde, el libro vio la luz en los Estados Unidos en una edición de NAL, en la que se hicieron nuevos recortes tras pasar por una seria censura. La versión original de McCoy nunca se rescató. El libro se encuentra agotado desde hace 30 años en los Estados Unidos, y ni siquiera se pueden localizar copias en las bibliotecas públicas. El autor no renovó su «copyright» y lo dejó morir. Los lectores de habla española descubrirán al leerla los motivos de la persecución a que este libro fue sometido, y se sentirán más cerca de Horace McCoy de lo que se sintieron al leer: «Di adiós al mañana», «Luces de Hollywood» o «¿Acaso no matan a los caballos?», sus otras tres novelas policíacas. Horace McCoy nació en 1897 en Pegram, un pequeño pueblo cerca de Nashville, Tennessee. Vendedor de periódicos a los 12 años, héroe de la aviación durante la guerra mundial, periodista desde 1921 hasta los primeros años de la depresión, ciudadano de Hollywood a partir de 1931, donde fue extra durante años y a partir de 1936, guionista, miembro del club de la novela negra que colaboró en Black Mask y otras revistas pulp al final de la década de los veinte, autor de cuatro novelas policíacas y dos novelizaciones de películas, murió en Beverly Hills a los 58 años, víctima de un ataque al corazón. Su dureza, la sequedad de sus narraciones, la sobriedad descriptiva, la desesperanza de sus personajes, atrapados en una derrota social que los trasciende como individuos, hizo de Horace McCoy un autor marginal, cuyos libros eran aceptados a regañadientes por las editoriales e ignorados por la crítica. «¿Acaso no matan a los caballos?», a pesar de haber sido escrita en 1933, no fue editada sino hasta 1935 y no hubiera pasado de un par de ediciones a no ser por la versión cinematográfica de Sidney Pollack en 1969. Ignorado como novelista, McCoy se refugió en Hollywood realizando lo que calificó como un «trabajo de prostituta literaria». Tuvieron que transcurrir 40 años, después de la publicación de su primera novela, para que los nuevos críticos norteamericanos revaluaran su trabajo. Foster Hirsch calificó su obra como la «de un contenido social más preciso» de toda la literatura hard‑boiled; O'Brien situó sus libros en «el centro de la narrativa negra»; Saturack descubrió sus novelas como «brillantes»; llegaron todos ellos con 20 años de retraso al reconocimiento que al trabajo de McCoy habían otorgado en Francia personajes como Jean Paul Sartre o André Malraux.

Descarga gratis el Libro Los sudarios no tienen bolsillos de y del Genero · · ·, aqui en bajaebooks podras descargar los mejores libros en formato epub gratis y en descarga directa, recuerda tienes miles de libros en epub en nuestra amplia biblioteca online, todos los libros de bajaebooks son totalmente gratis y podras descargar más libros del genero · · · con tan solo unos simples clicks Te aconsejamos visitarnos diariamente ya que nuestra biblioteca EPUB se actualiza constantemente para brindarte el contenido mas variado de la red con muchos mas libros gratis de No te olvides de compartirnos en las redes sociales asi bajaebooks podra convertirse en la comunidad de libros gratis en formato epub mas grande de la red!
Estamos enviando el reporte, aguarda un momento.
Hemos recibido el reporte
Intenta descargarlo nuevamente dentro de unas horas

Gracias por tu colaboracion
Debes esperar un momento para poder enviar otro reporte.