Autor: Miguel Platón

¡Qué politicos tan divertidos!
¡Qué politicos tan divertidos!