Autor: Francisco José Hurtado Mayén

Nunca subestimes el poder de la estupidez
Nunca subestimes el poder de la estupidez